viernes, 15 de marzo de 2013

El gobierno de Peña ofrece disculpas por operativo en Atenco

El gobierno de Peña ofrece disculpas por operativo en Atenco


La subsecretaria de Asuntos Jurídicos y Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación, Lía Limón, manifestó las disculpas del gobierno del presidente Enrique Peña Nieto hacia las víctimas del operativo de mayo de 2006 en San Salvador Atenco, Estado de México, reportó Excélsior.

La funcionaria federal reconoció que en la operación policial fueron violados derechos humanos y planteó la voluntad del Gobierno de la República para reparar los daños causados, al asistir a una audiencia de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).
"El Estado mexicano desea manifestar su profunda solidaridad con las víctimas, a partir del reconocimiento de que se violaron sus derechos humanos y expresamos nuestra voluntad para que se logre la reparación integral, y ofrecemos una disculpa pública por los excesos cometidos por las fuerzas del orden", indicó en la sede del organismo internacional, ubicada en Washington, Estados Unidos.
Limón transmitió la voluntad del Estado mexicano de resolver con una "solución amistosa" el conflicto, luego de que la el Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez presentó el caso a la CIDH, denunciando agresiones sexuales en contra de manifestantes.
El subsecretario para Asuntos Multilaterales y Derechos Humanos de la Secretaría de Relaciones Exteriores, Juan Manuel Gómez Robledo, se pronunció en el mismo sentido, y solicitó la intervención de la Comisión.
"Pedimos la mediación de la CIDH para lograr una solución amistosa, que incluya una compensación, tratamientos psicológicos a las víctimas e incluso una disculpa pública del gobierno por violaciones a los derechos humanos", abundó.
No obstante, el abogado del Centro Pro, Andrés Díaz, rechazó esta alternativa al argumentar que la falta es atribuible al Estado mexicano en su conjunto.
“Lejos de ser una disculpa pública, lo que hizo Lía Limón fue un comentario a nivel personal para verse bien, para dar una imagen benevolente del Estado mexicano, lo cual mesura el cinismo de las autoridades, que en siete años no han hecho ninguna investigación sobre lo ocurrido. Lo de hoy para nada fue una disculpa pública”, enfatizó de acuerdo con La Jornada.
Según el reporte, mujeres demandantes calificaron la declaración de la subsecretaria de la Segob como "una burla" y advirtieron que continuarán con la demanda, para que llegue a la Corte Interamericana de Derechos Humanos.
Los funcionarios expusieron que se identificaron y tomaron medidas contra 29 policías estatales que participaron en el traslado de detenidos, durante el cual ocurrieron ataques sexuales, aunque aclararon que las violaciones a los derechos humanos no fueron resultado de "ninguna orden gubernamental ni de los mandos superiores".
EL POLÉMICO OPERATIVO
El 3 y 4 de mayo de 2006, cuando Peña Nieto era gobernador mexiquense, un operativo de cerca de 3,000 policías estatales y federales desalojó una protesta de ejidatarios quienes exigían la liberación de vendedores de flores que fueron detenidos cuando pretendieron instalarse a ofrecer sus productos.
La acción policial dejó como resultado dos personas muertas, más de 50 heridas y cerca de 200 detenidas.
Entre los arrestados, por lo menos 19 mujeres sufrieron "agresiones sexuales graves" en el trayecto de Texcoco al penal de Almoloyita, según acreditó la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH). Dos de las víctimas son españolas, una alemana y una chilena.
Seis años después, en mayo de 2012, estudiantes de la Universidad Iberoamericana reprocharon a Peña Nieto -entonces candidato presidencial del PRI-PVEM- su actuación en este caso. En el encuento, el priista defendió la intervención de su gobierno.
"Asumo plena responsabilidad por lo sucedido en Atenco. Los responsables fueron consignados ante el Poder Judicial, pero reitero: fue una acción determinada para restablecer el orden y la paz en el legítimo derecho que tiene el Estado mexicano de usar la fuerza pública", dijo entonces.
La protesta de los universitarios derivó en la creación delmovimiento #YoSoy132.
El mismo mes de 2012, durante una reunión con víctimas organizada por el Movimiento por la Paz, Peña Nieto reconoció que hubo "excesos".
"Soy el primero en reconocer los excesos cometidos por algunos elementos de las policías que actuaron en ese operativo (...) Atendí las recomendaciones hechas por la Comisión Nacional de Derechos Humanos y donde es un proceso que se sigue y corresponderá al Poder Judicial definir las sanciones para quienes se pruebe hayan intervenido", señaló durante el diálogo convocado por Javier Siciliaen el Castillo de Chapultepec.