sábado, 27 de abril de 2013

Pacto por México, una relación sadomasoquista


Pacto por México, una relación sadomasoquista

Por Ricardo Mejía Berdeja  @Ricardomeb
  
El Pacto por México se ha convertido en un lastre para la democratización del país y en una muralla de contención del diálogo social. Es un cónclave cerrado en el que se definen temas y leyes por encima del Congreso de la Unión y de la interacción con los sectores sociales involucrados en las reformas que se construyen.
Es mentira que en el Pacto por México se construyen acuerdos en beneficio de la población: es un instrumento para imponer un proyecto entreguista y excluyente; es un supremo poder conservador que ha servido para edificar el culto a la personalidad del Ejecutivo y es, sin duda, la palanca de la restauración autoritaria del PRI de hoy.
El Pacto por México se ha convertido en un aparato de legitimación para dar la imagen de que se avanza en el país cuando sus primeros productos, como la reforma educativa, han generado más problemas que soluciones.
De manera centralista desde el Pacto por México se imponen leyes, se pisotean los procedimientos parlamentarios en la Cámara de Diputados y se dicta línea para reprimir movimientos sociales. Es un instrumento del fascismo y de la anti política, es el "ni los veo, ni los oigo" de este nuevo salinismo autoritario e inconsulto.
En ese contexto, la Cruzada Contra el Hambre es la versión moderna de aquel programa "Solidaridad" que se implementó durante el sexenio de Carlos Salinas de Gortari. Por eso, los partidos que han acompañado al gobierno federal (PRD y PAN) en la construcción de este supra poder no pueden llamarse a engaño cuando su aliado, el PRI, manipula los programas sociales desde la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) para comprar votos, como en el caso Veracruz, pero lo mismo sucede en todas las entidades con elecciones. Se alían con el diablo y se quejan de sus pecados.
Ante ello, hemos señalado que por congruencia ante lo que han llamado un atropello electoral y la utilización perversa de la Cruzada Contra el Hambre bajo el mando de Rosario Robles Berlanga, elPAN y el PRD deben romper el Pacto por México, de lo contrario todo será nada más que una desavenencia coyuntural.
Se enojan en el día y como buen matrimonio se contentan en la noche, pero peor sería que estemos hablando de una relación sadomasoquista en la que uno (el PRI gobierno) golpea y se ensaña, y el otro (PAN - PRD) disfruta de estas agresiones.
Es momento de la congruencia y de tomar decisiones políticas. Por eso en Movimiento Ciudadano decidimos no sumarnos al Pacto con México y con la autoridad moral de no avalar sus decisiones pedimos a Enrique Peña Nieto el cese inmediato de su cargo a Rosario Robles Berlanga, así como del coordinador de delegaciones de la Sedesol (o mejor dicho PRIdesol) Pedro de León Mojarro, y de los delegados estatales con antecedentes de ser operadores políticos del PRI.

suscríbete en: http://www.youtube.com/cefenicosanti