viernes, 25 de enero de 2013

El árbitro estaba comprado. Solo en México pasan cosas así. Caso Monex.